Logo de Eduardo Sanchez Rugeles: Historietas, fraudes y mudanzas

#MementoMori: "Gracias por el consejo"

Posted on 30th Oct 2013

Willis, gracias por el consejo

A Billy Wilder (1906-2002) le gustaban las películas de John McTiernan (1951- ). “Por ejemplo esa cosa, Duro de matar, era una buena película”, le dice a Cameron Crowe (1957- ) en sus célebres Conversaciones. Martin Scorcese (1942- ) suscribe esta opinión. En el número 504 de Cahiers du Cinema afirma que “se puede hallar algo del mejor cine en una película como Duro de Matar”. Llama la atención el entusiasmo que estos cineastas ofrecen sobre un filme del casi nunca bien ponderado género de Acción. Sobre esta joya ochentera, elijo un discreto #Memento.

“¿Quién conduce ese auto, Stevie Wonder?”, dice John McClane desde lo alto de Nakatomi Plaza (la memoria lo cita con el acento mexicano de Cine Millonario). El sargento Al Powell (Reginald VelJohnson) estaciona la patrulla y entra al edificio. Frustrado por la pasividad del agente, Bruce Willis decide enviar un mensaje; agarra una silla y la bate contra la ventana. La cámara acompaña el golpe. El plano se muda al piso superior. Los terroristas (Heinrich y Marco) instalan el cableado con el que pretenden volar la azotea. El impacto en el cristal les sugiere que algo está pasando en el piso de abajo. Marco corre. Hay un primer enfrentamiento. “¡No dispares! ¡No dispares!”. John McClane duda. En la planta baja, Reginald VelJohnson decide abandonar la misión y regresar a su casa. Aparece Heinrich. Cae. Comienza, entonces, la persecución sobre la mesa. “Next time you have a chance to kill someone, don't hesitate.”, dice el terrorista antes de disparar, confiado en la victoria. John McClane, con la soberbia espontánea de los héroes de acción ochenteros, se pone la pistola en el pecho y descarga el cartucho. “Gracias por el consejo”, comenta tranquilo. Dos planos más tarde, el cuerpo de Marco se estrella sobre la patrulla.